miércoles, 19 de noviembre de 2014

José Fonte soy yo

En 2009 decidí abrir el blog para expresar mis puntos de vista sobre el Southampton, equipo al que empecé a seguir desde pequeñito, porque sí, porque en el Fifa 98 sólo había un jugador que valía más de un millón (sí, claro,  Le Tissier) y eso me llamaba la atención, porque el nombre me hacía gracia, porque la equipación me gustaba, porque me gustaba jugar y ganar con equipos pequeños.
Eran segundos lo que duraba el idilio al principio, el tiempo que tardaba en ir a mi canal favorito de teletexto, marcar de memoria los tres dígitos que me llevaban a saber que había hecho ese equipo con nombre molón y ver la clasificación. De la liga inglesa me importaba poco más. Los teletextos en los que sólo destacaban a los 5 primeros clasificados de cada liga de las importantes automáticamente pasaban a la lista negra. No podía situar "Southampton" en ninguna clasificación. Una ofensa para mi.

En 2005, yo sabía que a los Saints no le iba bien. No veía sus partidos, no sabía quién era el entrenador ni qué delantero marcaba los goles, solamente sabía que estaban muy abajo en la clasificación y quedaba una jornada para que terminase la liga. Respetando la rutina encendí el domingo la tele (o el sábado, no me acuerdo qué día era), marqué los tres dígitos que me sabía de memoria sin tan siquiera mirar el mando a distancia y pum, apareció. El Southampton había perdido 2-3 contra el Manhcester United, así que a no ser que los señores que controlasen el teletexto hubiesen cometido algún error, mi equipo de nombre molón había bajado. Me agarraba a cosas como esa para imaginar que en realidad el "Southampton" seguiría estando domingo tras domingo en el teletexto. Entrañable. 

Obviamente los señores del teletexto no se habían equivocado y el Southampton ocupaba uno de los tres últimos puestos, descendían. Qué palabra esa, descender. Buff. Una sensación de vacío recorrió mi cuerpo velozmente y ya está, sin dramatismos quité el teletexto y me puse a hacer otra cosa.

Llegó internet. En un foro linkeaban (hola RAE) páginas sobre fútbol británico y me metí en una de ellas para ver como le iba a los Saints (aún no me sabía ese nickname pero tampoco quiero desgastar "Southampton" porque aunque bonito, es bastante costoso incluso hasta de pronunciarlo mientras lo lees). Ganaban 3-0 al Leeds United. Luego hice más cosas. Volví a mirar el enlace y el partido había terminado 3-4. Les llamé de todo, me parecía el peor equipo del mundo y volví a mis quehaceres.
A las semanas volví a mirar cómo le iría a ese equipo tan malo. Pse. Ni bien ni mal; ganaban, perdían, empataban. Terminaron en esa temporada 2005/06 en mitad de tabla y la costumbre de mirar sus resultados y seguir los "lives" se convirtió en costumbre. Incluso ya ponía nombre a los futbolistas, toda una hazaña. Estaba enganchado.


Vino la 06/07, los streams, una temporada alucinante porque se luchaba por playoffs y la posibilidad de ir a Premier League, lo más. A pesar de haber estado hace menos de dos años, a mi me parecía lejanísimo eso, era como si en verdad para mi el Southampton no hubiese estado nunca ahí arriba.
Llegaron los playoffs, Derby County. Recuerdo el partido de ida y a un defensa rojiblanco muy malo (Pelé) que fue a quién culpé de la derrota, 1-2. Luego vino el partido de vuelta. 2-2, y en los últimos minutos gol de Rasiak. 2-3. Termina el partido, clasificados....pero algo pasaba. ¡Había prórroga!. En un foro leí que el valor doble de goles en campo contrario no valía. Chaaasco tremendo. Llegaron los penaltis, fallo de Idiakez y otro año en Segunda. Pffffff.

La 07/08 fue un desastre y en una última jornada alucinante contra el Sheffield United, Stern John remontó el partido el solito y a falta de 10 minutos marcó el gol que sellaría la permanencia. Ahora estar en segunda pasaba a ser lo más.

En la 08/09 fui a ver al Southampton en St.Mary's (obviamente perdió). Y a final de temporada descendió. Ahora no desaparecer era el premio más preciado. No desaparecimos finalmente. Inlcuso ascendimos dos temporada después a Championship, por fin. Y luego otra vez. ¡Premier League!. Lo más. Un año en la élite, Dos, ¡TRES!.

A ver, espera. La idea inicial de este post era rendir un homenaje a José Fonte, debutante en partido oficial Portugal, su país, donde había jugado en varios equipos modestos sin aspiraciones como el Felgueiras, Vitória Setúbal, Paços Ferreira y Estrela Amadora.

Sólo quería hacer una pequeña introducción y hablar del sacrificio que ha hecho el portugués, sus años en la oscuridad, su fichaje con 27 años en la 2009/10 por un equipo de League One con escasas opciones de ascender a una categoría como la Championship en la que era titular indiscutible con el Crystal Palace. No, no he hablado sobre nada de esto. Ni de que dos años y medio después de su llegada fuese uno de los goleadores en el partido que selló el regreso del Southampton a la Premier League, o de su consagración al más alto nivel o de que fuese nombrado capitán o de su reconocimiento individual en forma de premios. Yo quería haber hablado de José Fonte.

Pero he terminando haciendo de su historia la mía. O he terminado escribiendo sobre mi pensando en él. O será que ya no distingo bien entre mi historia, el Southampton o José Fonte porque las tres cosas me parecen lo mismo.



LARGA VIDA CAPIT6N.

2 comentarios:

Soccer prediction game dijo...

Come on you red we need a win.

@Saints_Chile dijo...

C'mon the Saints! Mirá tú donde llegó el Soton..
Me encantó tu Blog! Saludos @Spanish_Saints