domingo, 26 de febrero de 2017

Final EFL Cup: Manchester 3-2 Southampton. Parecía la final soñada pero falló el resultado

La final de League Cup va a ser recordada por todos los aficionados del Southampton, sobre todo en las próximas semanas. Pero cuando el tiempo pase, habrá significado una final perdida y la oportunidad fallida de haber ganado el segundo título en 132 años.

El camino hasta llegar a Wembley no podía haber sido mejor. Victorias contra equipos grandes como el Arsenal o Liverpool, imbatidos y con un aura que pasó del escudo a posarse encima de todos los jugadores. Yoshida se convertía en una combinación entre Van Dijk y Fonte, Stephens jugaba con la compostura de un veterano, Romeu dominaba el mediocampo y Gabbiadini...absorbió todo ese aura y decidió vestirse de Santo.

El Southampton fue mejor equipo. Tuvo mayor número de ocasiones de gol y gozó de numerosas oportunidades para tomar ventaja sobre los Red Devils pero al final apareció un sueco y dijo que la final era para él.

Un gol mal anulado a Gabbiadini dio paso a que Ibraimovich abriera el marcador de falta directa. Después Lingard aumentó la ventaja 2-0 y sólo Gabbiadini justo antes de terminar el primer tiempo dio al Southampton la energía y el respaldo necesario para seguir peleando. Un impulso y unas ganas de conseguir la victoria que no cesó en 90 minutos.

Sky Sports
El segundo tiempo empezó con la inercia y la motivación de saber que podían remontar al Manchester United. Eran mejores. Y Gabbiadini decidió empatar el partido y llevar la alegría 36.000 gargantas que veían muy cerca un título que jamás antes habían visto.
Vinieron algunas ocasiones más para haber culminado una remontada que podría haber sido histórica y haber significado sino el mejor, uno de los partidos más grandes en la historia del Club.
                                                                         
Pero no.

Zlatan apareció de nuevo en el 87' para cerrar la final y llevar el título a Manchester.

El año que viene no habrá Europa League.
En Premier League el objetivo es salvar la categoría
En Fa Cup eliminados a las primeras de cambio.
Y el proyecto ha tomado un rumbo en el que la mejora progresiva parece haber tocado a su fin.

Esta League Cup podría haber sido el broche final a la Era Liebherr. Pero a veces los guiones, aunque parezca que tienen el final soñado como parecía esta final, dan un giro inesperado.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

José Fonte soy yo

En 2009 decidí abrir el blog para expresar mis puntos de vista sobre el Southampton, equipo al que empecé a seguir desde pequeñito, porque sí, porque en el Fifa 98 sólo había un jugador que valía más de un millón (sí, claro,  Le Tissier) y eso me llamaba la atención, porque el nombre me hacía gracia, porque la equipación me gustaba, porque me gustaba jugar y ganar con equipos pequeños.
Eran segundos lo que duraba el idilio al principio, el tiempo que tardaba en ir a mi canal favorito de teletexto, marcar de memoria los tres dígitos que me llevaban a saber que había hecho ese equipo con nombre molón y ver la clasificación. De la liga inglesa me importaba poco más. Los teletextos en los que sólo destacaban a los 5 primeros clasificados de cada liga de las importantes automáticamente pasaban a la lista negra. No podía situar "Southampton" en ninguna clasificación. Una ofensa para mi.

En 2005, yo sabía que a los Saints no le iba bien. No veía sus partidos, no sabía quién era el entrenador ni qué delantero marcaba los goles, solamente sabía que estaban muy abajo en la clasificación y quedaba una jornada para que terminase la liga. Respetando la rutina encendí el domingo la tele (o el sábado, no me acuerdo qué día era), marqué los tres dígitos que me sabía de memoria sin tan siquiera mirar el mando a distancia y pum, apareció. El Southampton había perdido 2-3 contra el Manhcester United, así que a no ser que los señores que controlasen el teletexto hubiesen cometido algún error, mi equipo de nombre molón había bajado. Me agarraba a cosas como esa para imaginar que en realidad el "Southampton" seguiría estando domingo tras domingo en el teletexto. Entrañable. 

Obviamente los señores del teletexto no se habían equivocado y el Southampton ocupaba uno de los tres últimos puestos, descendían. Qué palabra esa, descender. Buff. Una sensación de vacío recorrió mi cuerpo velozmente y ya está, sin dramatismos quité el teletexto y me puse a hacer otra cosa.

Llegó internet. En un foro linkeaban (hola RAE) páginas sobre fútbol británico y me metí en una de ellas para ver como le iba a los Saints (aún no me sabía ese nickname pero tampoco quiero desgastar "Southampton" porque aunque bonito, es bastante costoso incluso hasta de pronunciarlo mientras lo lees). Ganaban 3-0 al Leeds United. Luego hice más cosas. Volví a mirar el enlace y el partido había terminado 3-4. Les llamé de todo, me parecía el peor equipo del mundo y volví a mis quehaceres.
A las semanas volví a mirar cómo le iría a ese equipo tan malo. Pse. Ni bien ni mal; ganaban, perdían, empataban. Terminaron en esa temporada 2005/06 en mitad de tabla y la costumbre de mirar sus resultados y seguir los "lives" se convirtió en costumbre. Incluso ya ponía nombre a los futbolistas, toda una hazaña. Estaba enganchado.


Vino la 06/07, los streams, una temporada alucinante porque se luchaba por playoffs y la posibilidad de ir a Premier League, lo más. A pesar de haber estado hace menos de dos años, a mi me parecía lejanísimo eso, era como si en verdad para mi el Southampton no hubiese estado nunca ahí arriba.
Llegaron los playoffs, Derby County. Recuerdo el partido de ida y a un defensa rojiblanco muy malo (Pelé) que fue a quién culpé de la derrota, 1-2. Luego vino el partido de vuelta. 2-2, y en los últimos minutos gol de Rasiak. 2-3. Termina el partido, clasificados....pero algo pasaba. ¡Había prórroga!. En un foro leí que el valor doble de goles en campo contrario no valía. Chaaasco tremendo. Llegaron los penaltis, fallo de Idiakez y otro año en Segunda. Pffffff.

La 07/08 fue un desastre y en una última jornada alucinante contra el Sheffield United, Stern John remontó el partido el solito y a falta de 10 minutos marcó el gol que sellaría la permanencia. Ahora estar en segunda pasaba a ser lo más.

En la 08/09 fui a ver al Southampton en St.Mary's (obviamente perdió). Y a final de temporada descendió. Ahora no desaparecer era el premio más preciado. No desaparecimos finalmente. Inlcuso ascendimos dos temporada después a Championship, por fin. Y luego otra vez. ¡Premier League!. Lo más. Un año en la élite, Dos, ¡TRES!.

A ver, espera. La idea inicial de este post era rendir un homenaje a José Fonte, debutante en partido oficial Portugal, su país, donde había jugado en varios equipos modestos sin aspiraciones como el Felgueiras, Vitória Setúbal, Paços Ferreira y Estrela Amadora.

Sólo quería hacer una pequeña introducción y hablar del sacrificio que ha hecho el portugués, sus años en la oscuridad, su fichaje con 27 años en la 2009/10 por un equipo de League One con escasas opciones de ascender a una categoría como la Championship en la que era titular indiscutible con el Crystal Palace. No, no he hablado sobre nada de esto. Ni de que dos años y medio después de su llegada fuese uno de los goleadores en el partido que selló el regreso del Southampton a la Premier League, o de su consagración al más alto nivel o de que fuese nombrado capitán o de su reconocimiento individual en forma de premios. Yo quería haber hablado de José Fonte.

Pero he terminando haciendo de su historia la mía. O he terminado escribiendo sobre mi pensando en él. O será que ya no distingo bien entre mi historia, el Southampton o José Fonte porque las tres cosas me parecen lo mismo.



LARGA VIDA CAPIT6N.

jueves, 23 de octubre de 2014

Callum Slattery

Es muy difícil. No tiene página en wikipedia, ni hay vídeos suficientes para analizar su juego, apenas hay fotos suyas en internet para ponerle cara (y de paso ilustrar esta entrada, que hemos tenido que hacer pantallazo a un vídeo del canal de youtube del Southampton FC) y verle en directo no me pilla muy a mano que digamos. Es tan joven que ni siquiera tiene perfil junto al resto del equipo U18 en la web del Southampton.

Sabemos que existe porque jornada tras jornada, es titular con los U18 y segundo máximo goleador del equipo. Bueno, vale, ha metido dos goles en 8 partidos pero es el segundo máximo goleador igualmente y estadísticamente el dato es llamativo para presentarle. El pichichi es Marcus Barnes con 8 goles pero de este delantero y de otros jugadores como Harley Willard o Josh Sims quizás hablemos otro día. O no.

También sabemos que existe porque en abril de este año salieron algunas publicaciones en las que se afirmaba que Wenger quería fichar a Slattery. Pero el joven futbolista nacido el 8 de febrero de 1999 sigue aquí, en Stapelwood, en la Academia del Southampton.

Juega contra chicos mayores que él, como en su día hicieron Ward-Prowse, Shaw, Chambers, Oxlade y el resto de talentos precoces que pasaron su lactancia en Southampton. Es buen indicativo. Pero también lo es que es uno de los pocos jugadores que juegan con la selección inglesa U17 siendo del 99.


Es un centrocampista ofensivo, con calidad. Los U18 juegan con la numeración típica del 1 al 11 y Calum Slattery, el chico más joven de la plantilla, lleva el "10". A pesar de que en algunos sitios se le presenta como mediocentro me atrevería a decir que es más jugador de tres cuartos, le gusta llegar al área. En algunos resúmenes hemos visto como juega por la zona habtiual del mediapunta y su influencia es notoria. Puede hacer conducciones por dentro, meter pases fabulosos a los atacantes, aparecer por todo el ancho del campo para apoyar en la construcción del juego o rematar con la cabeza centros desde la banda. Se la ha visto alguna genialidad como recibir un pase de espaldas al área y de primeras con el tacón dejar en posición ventajosa al delantero frente al portero rival. Son detalles, destellos de un talento que asoma con fuerza.

Tiene 15 años, demasiado joven aún para pensar en alguna convocatoria con el equipo de Koeman. Quizás la temporada que viene. O dentro de dos. Pero algún día lo hará.
De momento ya le hemos conocido que no es poco.

lunes, 10 de diciembre de 2012

La cara y la cruz. Jason Puncheon

Lleva el número 42 a la espalda. Esta "excentricidad" nos da el primer rasgo característico de Puncheon. El segundo matiz que le puede definir es que fue uno de esos jugadores criados en el Wimbledon FC que con la marcha a Milton Keynes tuvo que cambiar su barrio de Londres y un equipo con tanta solera por uno mucho más artificial, una Franquicia.

Estos cambios puede que le despistaran.

El Milton Keynes le liberó en enero de 2006. Aún era joven (19) y pasó un breve tiempo en el Fisher Athletic y el Lewes de categorías inferiores hasta que el Barnet le fichó para League Two. Allí despuntó. Y en la 2007/08 fue incluido en el Team Of The Year.
El Plymouth, equipo de Championship, puso sus ojos en él pero Jason no respondió. Apenas un puñado de apariciones en liga. La solución fue cederle 3 veces en 2 años.....al MK Dons. Volvía a la Franquicia, al equipo que borró del mapa a su Wimbledon FC. Raro. Pero le fue bien. Sus grandes actuaciones llamaron la atención en Southampton y en enero de 2010 firmó. Antes cortó su vinculación que le mantenía cedido al MK Dons. Puncheon no se casaba con nadie.

En un contexto difícil, con el equipo empezando la temporada en negativo y tardando varias jornadas en salir del descenso Jason tuvo bastantes apariciones con los Saints. Jugó 20 partidos y marcó 3 goles. Llegó a ser uno de los seleccionados en el Team Of The Year de League One. Prometía.

Su segunda temporada empezó bien. Fue el año del ascenso a Championship. Pero se quedó en un comienzo bueno. Cuando Pardew fue destituido su rendimiento disminuyó. Adkins empezaba a confiar en Oxlade-Chamberlain, en parte, por culpa de actuaciones muy pobres de Puncheon. La solución fue cederle en noviembre al Milwall (el emergency loan característico de las islas), equipo de superior categoría. Allí jugó y anotó goles (incluido un hattrick al Crystal Palace).

En enero volvió a salir cedido hasta final de temporada, esta vez al Blackpool equipo de Premier League. También dispuso de oportunidades y marcó goles aunque con el descenso de los Tangerines volvió a Southampton.

Para la 2011/12 parecía que empezaría la temporada con los Saints. Sin embargo el 31 de agosto fue cedido al QPR, de nuevo Jason probaría las mieles de la Premier League. Su cesión en principio duraba hasta enero y tras su paso discreto volvió al Southampton. Entró con mal pie criticando al presidente Nicola Cortese. Sus días en la costa del sur parecían estar contados. Sin embargo, se disculpó y Adkins poco a poco le iba dando minutos. Incluso llegó a ser titular en varios partidos en la recta final de temporada que supuso el ascenso a Premier League.

Esta temporada ya con los Saints en Premier League el futuro de Puncheon era incierto. Tan incierto como sus idas y venidas, como sus buenos y malos partidos, como sus polémicas declaraciones. Jason era y es imprevisible. Nunca sabes por dónde va a salir. Esa característica la plasma sobre el terreno de juego, así juega él.
Al final Pucheon se quedó. No solo eso. Es uno de los mejores jugadores del equipo. Ha jugado 13 partidos de titular (de un total de 16) y ha metido 3 goles. Algunos tan importantes como el del sábado que suponen 3 puntos de oro ante el Reading, un rival directo. Además marcó al Stevenage un golazo en League Cup.

Una historia extraña, para un tipo extraño. Y aún tiene 26 años.

Sus números con el Southampton:

2009/10. League One. (fichado en enero)---> 20 partidos. 3 goles
2010/11 League One. ---------------------> 15 partidos. 0 goles
2011/12 Championship.  -------------------> 8 partidos. 0 goles
2012/13 Premier League. ------------------> 13 partidos. 3 goles

Simply Jason Puncheon.

GO SAINTS!!. COYR.